slot gacor

 

Una forma indudable de crear una casa con personalidad propia es la mezcla de estilos. Puede ser un gran acierto si sabemos como hacerlo, por eso queremos mostraros algunas de las mezclas que podemos llevar a cabo en nuestros suelos.

La belleza de las mezclas

Se trata de una tendencia decorativa que cada vez va cobrando mayor relevancia. Permite diseñar suelos únicos con los que tu mismo te sorprenderás de los resultados. Hay infinitas combinaciones, tantas como nuestra imaginación nos permita, pero las más utilizadas son de tipo degradado, estampados o geométricas.

A la hora de escoger el suelo que más te gusta y que mejor se puede adaptar a tu casa, puede que no te decidas entre la madera y la porcelana, o entre el vinilo y la tarima. Aunque parezca increíble, existe la opción de elegirlo todo y no tener que renunciar a nada. La idea es fusionar materiales, mezclar formas y colores, creando una composición dinámica.

Conseguiremos lograr la separación de ambientes en un mismo espacio, de modo que podemos utilizar suelos más resistentes para las zonas que más lo necesiten. Algunas viviendas no tiene separación entre cocina y sala de estar, por lo que el material alrededor de los fogones y demás electrodomésticos, debería tener un suelo adecuado, como el vinilo.

Si tenemos un mismo espacio para el salón y el comedor, podemos crear dos ambientes completamente diferentes por medio del suelo. Utilizando un vinilo que simule una alfombra para la parte del salón y tarima laminada para la parte del comedor. También podemos poner un suelo diferente en las zonas del sofá, la televisión o el estudio. Lo bueno de esta idea es que va a ser capaz de adaptarse a cualquier estilo.

Suelos con dibujos

Una de las aplicaciones que puede tener esta tendencia es hacer dibujos en el suelo por medio de la combinación de diferentes materiales. Son muchos los establecimientos públicos que se han unido a esta tendencia, y podemos apreciar suelos combinados en bares y restaurantes. La zona de la barra de un bar, por ejemplo, es el lugar idóneo para colocar otro material diferente al resto del suelo, creando así un espacio propio y diferenciado.

Podemos crear un degradado con lamas de madera en forma de espiga, de modo que hacemos una transición visual de un material a otros. Dibujar una estela con una cenefa alrededor de zonas como la cocina o en la zona de las puertas. En un pasillo, podremos dejar una zona central en madera o tarima laminada, con una cenefa que la rodee en otro material.

Materiales como el vinilo son muy versátiles a la hora de plantearnos hacer dibujos en nuestro suelo.

Las baldosas de tipo hexagonal integradas en un pavimento de madera o laminado darán el resultado de un efecto puzzle muy original.

También podemos hacer dibujos combinando maderas de diferentes colores en un mismo suelo, de forma que sea un juego de contrastes pero que a la vez resulte agradable a la vista.

Todas las estancias van a admitir los suelos combinados, por lo que lo importante es atreverse y no tener miedo a crear espacios diferentes y fuera de lo convencional. Lo que es indudable es que este recurso nos proporciona el poder crear combinaciones infinitas donde ningún suelo será igual que otro.

 

 

Leave a Comment

2 × cinco =

0

Tu carrito