slot gacor

tarimas madera exteriores suelo

El correcto mantenimiento de las tarimas para exterior es un arte. En Tarimas Maravillas proponemos una serie de consejos que harán que el suelo utilizado en porches y pérgolas, luzca un aspecto radiante. Es un pavimento que sufre a diario debido a las diferentes inclemencias meteorológicas que se dan en las estaciones del año como: la humedad o exposición a los rayos UV. Para extender su uso en el tiempo necesitamos cuidarlo a base de los consejos de los profesionales. Pero, ¿cómo sabemos que las tarimas para exterior necesitan una reparación?

La forma adecuada de saber si las tarimas exteriores necesitan un ligero saneamiento es observar el color de la misma. Si es gris u opaco, debemos ponernos manos a la obra, ya que los agentes meteorológicos, han comenzado a dañarla. Todo se inicia con la pérdida de brillo de la superficie que se va desintegrando superficialmente. Además, los recubrimientos, también están afectados. Por último, las grietas y las roturas, también comienzan a aparecer.

Criterios de elección de tarimas para exterior

Los cuidados de las tarimas para exterior varían en función del pavimento de madera que vayamos a colocar finalmente. Es necesario fijarse en una serie de factores previos que harán que el mantenimiento sea más sencillo. Este tipo de tarima está expuesta habitualmente a una serie de agentes muy variados como son: insectos, agua, viento, rayos ultravioleta, entre otros. La elección de la tarima para exterior debe soportar estos elementos.

Sin duda, una buena alternativa a las tarimas para exterior, son las sintéticas que económicamente, tienen unos precios asequibles. Se definen por la durabilidad y están fabricadas a base de la mezcla de varios elementos como: la madera y los polímeros. Mientras que las maderas tropicales, son las que aguantan mejor al aire libre, en caso de que nos decantemos por estos productos.

tarimas madera exteriores

Mantenimiento de las tarimas para exterior

Partimos de la base de que hemos elegido finalmente una madera resistente a la abrasión, dura y estable. A partir de ahí, la conservación es más sencilla. Debemos practicarla una vez al año, aproximadamente. Pero, en cuanto a la limpieza diaria, es necesario que apliquemos un paño húmedo, que ayudará al cuidado en el tiempo. La frecuencia con la que vayamos a limpiar el pavimento exterior cambiará en función de la situación con respecto al sol, los agentes degradantes que influyan en el proceso y el área geográfica donde vivamos exactamente. El tiempo en el norte de España, no es igual que en el sur, a eso no estamos refiriendo en concreto.

¿Qué elementos empleamos para el mantenimiento de las tarimas para exterior? El aceite, sirve para nutrir la madera, en concreto el aceite de teca, pero es necesario hacer una serie de pruebas previas, para saber si es compatible con el pavimento que hemos instalado. El aceite de teca que vayamos a utilizar es importante que tengan filtros solares para protegerse de los rayos ultravioleta. Este procedimiento se hace en madera natural para exteriores, ya que las tarimas sintéticas no tienen ningún tipo de mantenimiento.

Recuerde, agua y cepillo, para la limpieza diaria de las tarimas de exterior. En caso de que haya mucha suciedad acumulada, nos decantamos por la lija fina en las áreas donde estén las manchas. Los meses ideales para la puesta a punto de la tarima exterior son en primavera y al final del verano.

No Comments

Leave a Comment

4 × 4 =

0

Tu carrito