slot gacor

Si tenemos la posibilidad de escoger el tipo de suelo que pondremos en el cuarto de los niños, lo ideal será decidirse por un material resistente y duradero, y que además tenga en cuenta la protección de los pequeños ante caídas y golpes. En Tarimas Maravillas, contamos con suelos que cumplen todos los requisitos para crear un espacio de juegos ideal.

¿Cómo sería el suelo perfecto para los niños?

Lo primero que debemos tener en cuenta al escoger el suelo del cuarto de los niños es su protección. Trataremos de crear un espacio lo más cómodo y seguro para favorecer el que pueden sentarse y tumbarse mientras juegan. Será importante que la superficie sea agradable al contacto con la piel.

Elegir un material duradero no implica que este deba ser demasiado duro. Hay suelos resistentes que a la vez son capaces de amortiguar las caídas y golpes, e incluso los ruidos, para así garnatizar que los niños puedan jugar en el cuarto con libertad.

Nos va a interesar un suelo que no se dañe con facilidad ni que sea propenso a rallarse o estropearse, por ejemplo al correr un mueble o al jugar encima con los juguetes. También un material del que podamos sacar facilmente manchas como pinturas o chocolate. Y por supuesto, que sea resistente a los líquidos, ya que se puede caer desde bebidas a otras sustancias porque los niños tengan pequeños accidentes.

Los pavimentos sintéticos laminados y los suelos de vinilo van a ser la opción ideal para este fin. Por un lado son fáciles de instalar, lo que supone un ahorro de tiempo a la hora de renovar el espacio. Son seguros, resistenes e impermebales al 100%, además de imposibilitar la formación de electricidad estática y la acumulación de ácaros. Ofrecen calidez y comodidad, y la oferta es tal que podrá adaptarse a la estética deseada. Además de tener un fácil mantenimiento, ya que basta con pasarles una mopa o lavarlos con jabones específicos.

Existen alternativas a los laminados sintéticos y suelos de vinilo, como puede ser el caso de la moqueta, pero ninguna tan higiénica y económica.

Los inigualables suelos de vinilo

Ya hablamos en otras ocasiones de todas las ventajas que nos aportan los suelos de vinilo. El cuarto de los niños es un excelente ejemplo de por qué instalar este tipo de suelo en nuestra vivienda. El vinilo puede usarse de forma temporal para tapar nuestro parquet o tarima (siempre que sea una superficie regular), que no queremos que se vea perjudicado por la actividad de los niños. Puede ser una excelente opción, optar por cubrir nuestro suelo de siempre con vinilo y retirarlo una vez que ya haya cumplido su cometido.

Los suelos de vinilo son perfectos para el cuarto de los niños, son bonitos y fáciles de instalar. Son capaces de amortiguar el ruido. Además, no nos olvidemos de que el suelo de vinilo es tremendamente versátil en cuanto a sus posibles diseños. Podemos crear todo tipo de espacios de fantasía, puzzles gigantes, arcoiris, vías del tren…cualquier cosa que a uno se le ocurra.

Existe la posibilidad de elegir nuestro suelos de vinilo con una capa extra de amortiguación para así hacerlo todavía más confortable al tacto.

Su composición impide el crecimiento de hongos y bacterias, por lo que va a ser resistente a la humedad.

En conclusión, instalar suelos de vinilo en el cuarto de los niños nos va a quitar de muchas preocupaciones y va a permitir que los niños disfruten de su espacio con menos riesgo de hacerse daño o de estropear un precioso suelo clásico de parquet.

 

 

 

No Comments

Leave a Comment

9 − tres =

0

Tu carrito