slot gacor

 

Los suelos aceitados envejecen más tarde y adquieren mayor resistencia por el uso de los propios aceites. Estos penetran en la estructura de la madera para nutrirla y protegerla desde el interior.

Esta cualidad de los suelos aceitados hace que sean fáciles de limpiar y mantener. En contraposición a los suelos barnizados, los aceitados no precisan el tradicional lijado y acuchillado.

En Tarimas Maravillas te explicamos cómo limpiar y mantener tus suelos aceitados para que disfrutes de su confort durante muchos años.

 

 

¿Qué es el suelo aceitado?

 

El aceitado es una técnica o acabado que otorga una belleza y una textura natural a la madera. Al contrario del barniz, que crea una película sobre la superficie, el aceite penetra en el interior de la madera protegiéndola y retrasando su envejecimiento.

Este tratamiento simplifica la limpieza y el mantenimiento que veremos a continuación.

 

 

Limpieza del suelo aceitado

 

En Tarimas Maravillas consideramos que la limpieza cotidiana es la base para que alargues la duración del suelo aceitado. Como en todo tipo de materiales, el cuidado rutinario y regular previene futuros desgastes más notorios.

Si has instalado un suelo aceitado o estás pensando en reformar tu hogar con este acabado tan especial, te explicamos los pasos que debes seguir para mantenerlo en las mejores condiciones.

  • Tu aliado en la limpieza de un suelo de madera es la ausencia de la humedad y el uso de materiales delicados. Las aspiradoras y las mopas secas te ayudarán a limpiarlo con suavidad para eliminar la suciedad superficial diaria. El polvo y las partículas que entran en nuestro hogar son el primer agente que desgasta el suelo.
  • El segundo aliado en la limpieza es un limpiador de pH bajo específico para suelos aceitados. Si contiene aceites en su formulación te ayudará a nutrirlo y protegerlo al mismo tiempo que lo limpias.

 

Es importante que recuerdes que los productos con pH alto pueden dañar el acabado de la madera ya que eliminan su propio aceite.

 

 

Mantenimiento del suelo aceitado

 

Los suelos aceitados son muy agradecidos con un mínimo mantenimiento, ya que no es preciso recurrir al acuchillado tradicional de los suelos tratados con barniz.

De hecho, una de las ventajas del suelo aceitado es que puedes recuperar una zona concreta sin necesidad de tratar toda la superficie.

  • Si una zona está más desgastada puedes tratarla sin trabajar toda la superficie del suelo.
  • El mantenimiento periódico dependerá del desgaste del suelo, y por norma general oscila entre los 6 meses y los 2 años.
  • Este mantenimiento consiste en un aceitado que restaura, nutre y protege el suelo. Para ello debes utilizar productos que están formulados específicamente para este tipo de suelos.
  • Aplica el aceite de mantenimiento sobre el suelo limpio y siempre en el sentido de la veta de la madera.
  • Las instrucciones del fabricante especificarán el tiempo de exposición, pero lo usual es dejarlo secar 24 horas.

 

 

Tips básicos que debes recordar

 

  • La limpieza regular es la clave para el futuro mantenimiento del suelo aceitado.
  • Utiliza aspiradoras, mopas secas y evita las fregonas con exceso de agua.
  • Usa limpiadores de pH bajo formulados para este tipo de suelos.
  • Realiza un mantenimiento periódico que alargará su vida útil al mismo tiempo que lo nutre.
  • Puedes recuperar solo una zona desgastada sin trabajar toda la superficie.
  • El aceite de mantenimiento debe aplicarse en el suelo limpio.

 

 

En Tarimas Maravillas instalamos los mejores suelos de madera natural en el acabado que tú prefieras.

 

No Comments

Leave a Comment

14 + 4 =

0

Tu carrito