slot gacor

Existen muchos casos en los que podremos recurrir al Césped Artificial, un producto que sigue mejorando con los años tanto en calidad como en variedad. Motivos como la falta de tiempo o un clima complicado son razones más que suficientes para preferir el Césped Artificial al Césped Natural.

 

¿Qué tipos de Césped Artificial hay?

Hoy en día podemos encontrar una gran variedad de Césped Artificial, pero que podremos clasificar principalmente en dos categorías:

  • Césped de tipo decorativo: es el que se instala en el jardín, la piscina, terraza o en interiores. Hay diferentes calidades en lo que respecta a su resistencia, su sistema de drenaje y algunos son más parecidos en su aspecto al Césped Natural.
  • Césped de tipo deportivo: está preparado para el alto tránsito, y es el que instalaremos para fines deportivos. Los tipos varían en función del deporte que se vaya a realizar, ya que algunos harán un uso más «agresivo» que otros. Requieren de mayor mantenimiento que el Césped Artificial Decorativo.

Aunque el Césped Artificial requiera de menos cuidados que el natural es aconsejable realizar labores de mantenimiento para poder mantenerlo en buen estado. Al igual que con nuestra Tarima Laminada o de Madera, de nosotros va a depender que nos dure más o menos años en unas buenas condiciones.

Según el tipo de Césped que tengamos y su ubicación va a requerir más o menos cuidados. En el caso de tratarse de un Césped en interiores, como puede ser dentro de nuestro hogar, los cuidados que llevaremos a cabo son parecidos a los de las moquetas. Ya que podemos utilizar el aspirador para limpiarlo, y quitaremos las manchas de la misma manera.

El Césped en exteriores está expuesto a las inclemencias del tiempo, por lo que tendremos que prestarle más atención de forma periódica.

 

 Cuidados Básicos para tú Césped Artificial

Realizar cepillados y regar de forma superficial nos ayudará a eliminar el polvo y demás partículas. Lo aconsejable será hacerlo una vez a la semana, especialmente cuando se trata de césped en exteriores o si tenemos mascotas. Para superficies grandes, se pueden utilizar máquinas para cepillar. Además de eliminar el polvo y residuos, nos aseguraremos de que las fibras están en posición vertical, ya que una vez que se aplaste del todo no podrán recuperar su forma.

Debemos tener cuidado con utilizar productos químicos que no estén acosnejados por el proveedor.

Como es lógico, no es necesario segar, abonar o regar en exceso para que perdure su color. Pero en el caso de que nuestro Césped Artificial esté a la intemperie conlleva un mayor desgaste y suciedad. Lo mejor para limpiarlo será el agua de lluvia, pero en épocas dónde este elemento escasee y tengamos superficies de Césped muy grandes deberemos usar mangueras o aspersores para mantenerlo limpio. Claro que no tendremos que hacerlo de forma diaria como sucedería con el Césped Natural.

Limpiaremos con la manguera con más profundidad, en el caso de haber líquidos derramados, excrementos, barro, etc. Si hay una mancha concreta lo mejor será frotarla cuanto antes con un paño y jabón neutro.

El tránsito de personas y el viento pueden desplazar la arena de sílice, aplastando las fibras del césped. Para que recupere su forma original tendremos que cepillar y lastrar la superficie de nuestro Césped Artificial.

Si el césped está colocado encima de una superficie natural pueden aparecer malas hierbas, por lo que vamos a tener que aplicar herbicida. También debemos tener cuidado con el exceso de humedad ya que puede dar lugar a la aparición de hongos. Para evitarlo aplicaremos fungicida.

No Comments

Leave a Comment

dos × cinco =

0

Tu carrito