Sí, el parquet se puede teñir para disfrutar de suelos nuevos con otro color, pero debes confiar este tratamiento a profesionales que te garanticen un resultado perfecto.

La madera de roble es una de las más indicadas en este aspecto, ya que se puede cambiar de color las veces que se quiera.

Esta versatilidad te permite renovar tu hogar y actualizarlo cuando desees.

 

¿Cómo teñir el parquet?

 

Teñir el parquet es un proceso que requiere manos expertas para conseguir un resultado uniforme y profesional. Además, es necesario realizar un lijado previo de la superficie para prepararla para el cambio de color.

Antes de teñir el parquet hay que preparar la madera mediante un lijado que retire la capa de barniz o de aceite y que elimine los arañazos y desperfectos de la capa superior.

Por ello, la madera de roble es la más indicada cuando se quiere restaurar y pintar el parquet.

Tras la limpieza y lijado del suelo, la superficie ya está lista para aplicar la pintura mediante diferentes técnicas y productos.

Los diferentes tipos de tintes se clasifican según su base: de agua, de aceite, de disolvente e hidroalcohólicos.

 

  • Los tintes con base de agua tienen un reducido impacto ambiental y resaltan el veteado de la madera de forma duradera y atractiva.

 

  • Los tintes con base de aceite logran un aspecto natural y permiten que la madera transpire.

 

  • Los tintes con base disolvente tienen un gran impacto ambiental, aunque consiguen una gran estabilidad del color.

 

  • Los tintes hidroalcohólicos se sitúan entre los tintes de base de agua y los de base disolvente. Su capacidad de penetración es alta pero su aplicación puede producir problemas en la fibra de la madera.

 

 

El parquet de roble: ventajas y cualidades

 

El parquet de roble destaca por su estética, elegancia, calidad y gran resistencia que te permite disfrutarlo durante muchos años.

Este tipo de parquet está disponible en cualquier tono, desde los marrones, naturales, claros, grises, etc.

Y, además, se caracteriza por la cualidad extra que te permite teñir y cambiar su color sin problema, ya que acepta los tintes de cualquier tonalidad.

 

La madera de roble es dura y compacta, una cualidad que hace que su elección sea preferente ya que alarga su vida útil respecto a otro tipo de suelos.

Otra de sus ventajas es la estabilidad derivada de un buen coeficiente de dilatación. Esto permite un acabado uniforme con juntas consistentes y con separaciones pequeñas entre las lamas de la madera, lo que se traduce en una instalación plana y visualmente armoniosa.

La buena resistencia a la humedad se incrementa aún más en el parquet fenólico multicapa, con base en madera de abedul y capa noble roble. Esto lo convierte en la mejor opción en madera del mercado.

 

El parquet de roble es compatible con suelo de calefacción radiante por su dureza, resistencia y estabilidad.

 

Teñir el parquet es posible, pero has de tener en cuenta que hay maderas que son más o menos versátiles y que se adaptan mejor a este proceso de cambio de decoración

En Tarimas Maravillas dispones de un amplio catálogo de tarimas de madera natural para que renueves los suelos de tu hogar con las últimas tendencias en decoración. Antes de restaurar y teñir tu parquet, sopesa la opción de instalar un pavimento nuevo sin necesidad de realizar grandes obras.

Consulta presupuesto sin compromiso antes de valorar otras opciones para cambiar tus suelos.

 

No Comments

Leave a Comment

dieciocho − siete =

0

Tu carrito