slot gacor

En Tarimas Maravillas, un suelo es mucho más que unos tablones sobre los que poder andar. Por ello que cuando escojamos nuestro suelo laminado tengamos en cuenta también sus complementos más adecuados.

La belleza está en los detalles

Los suelos son una solución de decoración integral que van a ser la base de todo el conjunto de nuestros hogares. Debemos ver la decoración de nuestro hogar de forma global.

Por ello, debemos pararnos también en la elección de elementos como los rodapiés y los perfiles. En el caso de tener escaleras, tendremos que escoger una cantonera que le de a los escalones el acabado deseado.

Van colocados al ras del suelo en la parte inferior de las paredes. Tienen una gran capacidad decorativa, que normalmente va a juego con las puertas aunque podemos hacer todo tipo de combinaciones, según queramos un espacio más homogéneo o prefiramos resaltar los contrastes. Pueden ir a juego con el color y el acabado del suelo, o ir en un color contrario por lo que visualmente aparecería como una línea divisoria.

La impresión estética que provoca un suelo viene determinada en gran parte por detalles funcionales como los rodapiés y los perfiles, que tienen la capacidad de unir o desunir los espacios.
Podemos darle un giro a la decoración de nuestro hogar tan solo al cambiar el color de los rodapiés o de los marcos de las puertas.
Cuanto más amplio sea un espacio y menos muebles tenga, los complementos de las tarimas van a cobrar más importancia. También permitirán producir diferentes sensaciones, según los colores en los que los escojamos.

Los complementos de nuestra tarima en los cuáles tendremos que poner especial atención son los rodapiés, los perfiles, las cantoneras y los materiales de base.

Tipos de complementos para suelos laminados

Rodapiés: es el elemento que une la pared y el suelo. Su función es tanto de uso como decorativa, ya que son los encargados de proteger las paredes de golpes y tapar el espacio que se deja entre el suelo y la pared a la hora de realizar su instalación.

Perfiles: estos son necesarios para permitir el movimiento de los suelos cuando necesitamos hacer una instalación en secciones de suelo separadas al mismo nivel.

Para comunicar dos habitaciones que están separadas por un mismo suelo, podemos instalar la tarima seguida o podemos instalar un perfil si la instalación va por secciones. Dependerá del efecto que queramos darle.

En el caso de tratarse de suelos al mismo nivel pero de diferentes materiales, como sucede en la transición a los baños o a la cocina, es raro encontrarnos una casa que no tenga perfiles. Además de permitir la transición, también funcionan como antideslizantes.

También se pueden utilizar perfiles cunado mezclemos dos materiales distintos para un mismo suelo.

Cantoneras: es el elemento utilizado para unir las dos partes de un escalón: huella y contrahuella. Las cantoneras se encargan de rematar el escalón, y además de una función decorativa también pueden ser antideslizantes.

Materiales de base: preparar el subsuelo es la clave para lograr que la instalación de nuestra tarima tenga unos resultados perfectos.

Antes de instalar nuestra tarima laminada, debemos asegurarnos de seleccionar un material de base adecuado. Los materiales de base son los que nos pueden aportar mayor comodidad al andar y funcionar como aislantes acústicos y térmicos.

Además, un buen material de base va a permitir que la tarima conserve sus propiedades durante más tiempo. Un material de base de baja calidad puede producir que la tarima se dañe antes de tiempo.

 

No Comments

Leave a Comment

doce + cuatro =

0

Tu carrito